Bahía de Banderas, ejemplo de Reforestación

Juntos contra el cambio climático

Ver Vídeo AQUÍ

Carretera verde Punta de Mita

Reforestación para combatir cambio climático

Punta de Mita en la Riviera Nayarit se incorpora cada vez más y con mayor relevancia en el desarrollo de proyectos de infraestructura y construcción a nivel mundial. La Asociación de Empresarios de Punta de Mita (ADEPM) realiza destacables esfuerzos para lograr que lo que construimos sea respetuoso del cada vez más frágil entorno en que vivimos. Y es por esto que surgió la iniciativa de tener una carretera verde.

En los últimos días del mes de octubre se dio inicio a un proyecto que persigue combatir el cambio climático el cual enfrenta nuestro planeta. Con él se busca restaurar, conservar y transformar los camellones y laterales de la carretera que va de la Cruz de Huanacaxtle a Punta de Mita.

Esta es una iniciativa del sector privado en conjunto con el ayuntamiento de Bahía de Banderas. El proyecto comenzó con una primera etapa, se reforesto con árboles endémicos de la región. La ADEPM se dio a la tarea de buscar apoyo con diferentes organizaciones para llevar a cabo un estudio técnico y elaborar un proyecto sustentable de reforestación. Es decir que el crecimiento de estos árboles sea de manera natural a un bajo costo de mantenimiento y que además aporten beneficios extras a la fauna nativa del municipio.

El equipo de biólogos de “La Patrona en San Pancho, Nayarit”, fueron la cabeza de esta primera etapa, realizaron un estudio de suelo el cual permitió saber el tipo de nutrientes faltos en el lugar y determinar la especie endémica que se adaptaría mejor en cada espacio de acuerdo a sus características propias de desarrollo y crecimiento.

El proyecto se realizó en dos días, se contó con el equipo de Ecología y Medio Ambiente del ayuntamiento de Bahía de Banderas, emotivos y comprometidos colaboradores de Stone Contractors y un entusiasta equipo de Iberostar y La Patrona quienes dieron inicio a la primera jornada de reforestación.

Fueron días intensos, en los que nunca faltó la ilusión de poner cada uno su granito de arena imaginando circular en unos años por esa carretera y verla embellecida por un escenario natural del que hoy fueron parte.

En el primer día con maquinaria pesada se realizaron las excavaciones necesarias para proveer de nutrientes el suelo y además se hicieron las preparaciones para que al día siguiente se sembrara cada especie de acuerdo a un plano elaborado según el crecimiento y desarrollo natural de cada árbol endémico que se utilizó. Se sembraron más de 100 árboles.

Además, se limpió y recogió la basura de este tramo, por el camellón y por los laterales. Es admirable que todas las personas de cada organización que participó en esta iniciativa lo hiciera con una actitud positiva, alegre y en equipo aun sin importar no ser compañeros de trabajo, esto porque todas estaban ahí por un mismo objetivo, contribuir a salvar el planeta, trabajando juntos por un mismo planeta.

ADEPM